Víbora de Seoane (Vipera seoanei)


Tercer y último capítulo que le dedico al sol de otoño y esta vez con un animal que me ha provocado tanta admiración como respeto desde que era un niño, la víbora de Seoane o víbora cantábrica (Vipera seoanei). Los últimos días de noviembre han sido óptimos para la observación de esta bella serpiente, frío nocturno y un sol espectacular durante el día, la combinación perfecta para verlas completamente relajadas insolándose frente a sus guaridas donde pasarán el invierno aletargadas. Espero que os gusten las fotos y como siempre desearos lo mejor, hasta la próxima amigos.












                       Recomiendo hacer click en las fotos para verlas a mayor tamaño.

Bisbita pratense (Anthus pratensis)


En la última entrada os mostraba el éxtasis de un mamífero depredador bajo el sol otoñal. Después de días de lluvia y frías noches, el sol también es aprovechado por las aves para secar sus plumajes y calentar sus cuerpecillos. Hoy os presento estas fotos de una Bisbita pratense (Anthus pratensis), bajo la lluvia y en estado de trance provocado por los primeros rayos de sol, en una mañana otoñal de la campiña costera cantábrica. Espero que os gusten y desearos lo mejor amigos. 








                       Recomiendo hacer click en las fotos para verlas a mayor tamaño.

Zorro (Vulpes vulpes)


El zorro común o zorro rojo (Vulpes vulpes) como la mayoría de los mamíferos cazadores ha pasado el verano evitando el sol, saliendo siempre al atardecer para perpetrar sus correrías. Sin embargo durante el otoño, el sol se convierte en un bien preciado. Solearse en las horas centrales del día, a parte de ser un momento placentero, proporciona un aporte de vitamina D esencial para la formación de su nuevo pelaje, que le protegerá de los fríos invernales. 
Espero que os guste esta serie y como siempre desearos lo mejor, hasta la próxima amigos. 






                       Recomiendo hacer click en las fotos para verlas a mayor tamaño.