Pardela cenicienta (Calonectris diomedea)


La Pardela cenicienta de más de un metro de envergadura, es una viajera consumada e infatigable, puede recorrer en un año más de 40.000 kilómetros entre sus áreas de cría en el hemisferio norte hasta las de invernada en el sur. Esta ave pelágica se encuentra presente en los océanos Atlántico y Pacífico, así como en el mar Mediterráneo. En España cría en Canarias, en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, Baleares, Chafarinas, Columbretes y en algunos islotes de Murcia y Almería.
Aparece en innumerables relatos de marinería. En vuelo, en la mar, es casi siempre silenciosa, pero en tierra emite lúgubres y sobrecogedores sonidos nasales y lastimeros, que hicieron que marineros y piratas, pensaran que en aquellos inhóspitos islotes donde anidaban las pardelas, habitaban las almas de los ahogados.


Hay dos subespecies de cenicientas, la diomedea borealis o atlántica y diomedea diomedea o mediterránea. Después de la época de cría, los individuos de la subespecie borealis migran desde las islas de la Macaronesia (Azores, Canarias, Madeira, Cabo Verde e Islas Salvajes) y Galicia hacia las costas del Atlántico oeste, primero al litoral sudamericano, para luego remontar hacia el hemisferio norte. De igual forma, la subespecie diomedea abandona el Mediterraneo tras el periodo reproductor, a través del estrecho de Gibraltar, para desplazarse hasta las costas sudafricanas.


Entre las amenazas con las que tiene que lidiar esta especie, destacan la captura accidental en artes de pesca, sobre todo el palangre, en cuyos anzuelos mueren enganchadas anualmente miles de aves; la sobrepesca, que pone en peligro sus recursos alimenticios; la contaminación de los mares; la instalación de centrales eólicas; la proliferación de gatos, ratas y visones americanos introducidos por el hombre en sus lugares de cría, que depredan huevos, pollos y adultos; la captura de pollos para uso gastronómico, el denominado "pardeleo", actividad terminantemente prohibida que aún se practica en Canarias; la degradación de las zonas de cría y en particular la contaminación lumínica, que desorienta a los pollos cuando abandonan el nido.


La Pardela cenicienta aparece en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas como “De interés especial”. La subespecie diomedea se incluye en el Libro Rojo de las aves de España como “En peligro”, mientras que la subespecie borealis figura como “Vulnerable”.

30 comentarios:

  1. Buenas fotos y muy bien documentadas de otra especie amenazada,¿Y van...?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Estupenda entrada y fotografías Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola Germán,
    Bellas imágenes y buena información.
    Todo perfectamente fotografiado.
    Un abrazo, Irma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irma, como siempre un placer viniendo de ti. Saludos cordiales.

      Eliminar
  4. Enhorabuena por las imágenes.. No la he visto nunca.. Un saludo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues haz una excursión a Cantabria y la verás. Saludos y gracias.

      Eliminar
  5. Estos son todavía muy grandes aves como Manx Shearwater cuando leí que su spanweidte más de 1 metro. Muy bonito este imágenes de moscas.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si son grandes, 126 cm de envergadura, es un pequeño albatros. Saludos Helma.

      Eliminar
  6. Muy buenas tomas Germán!
    Enhorabuena!
    Un abrazo y un buen domingo :)

    ResponderEliminar
  7. Uma delícia acompanhar seu voo, verdade?

    Lindas imagens... beijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una delicia absoluta... Saludos Teca y gracias por visitarme y comentar.

      Eliminar
  8. Great job. One of the most amazing experiences of my entire life was seeing my first albatross

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I think if you have to be a great experience. Regards David.

      Eliminar
  9. Gracias Kique, me alegra que te haya gustado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Great pictures of the Cory's. I have to wait until Menorca each year until I see Cory's Shearwater so well as your photo show it.

    ResponderEliminar
  11. En Menorca se ve la subespecie "diomedea" o "mediterránea", las que yo he fotografiado son de la subespecie "borealis", que son las que solemos ver por el cantábrico. Saludos cordiales amigo Phil.

    ResponderEliminar
  12. Bonitas fotos amigo Germán. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel, me alegra que te hayan gustado. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. Ante todo, muchas gracias por tu visita y comentario. Hare lo mismo, te seguiré, me parece un trabajo extraordinario y con una compacta, el mérito aun mucho mayor. Te felicito. Un trabajo impecable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias J. Daniel. Desde aquí recomiendo tu blog, "El Rincón de los Protegidos", una pasada. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  15. Qué maravilla poder avistar estas grandes aves marinas que yo nunca he visto. Me hago seguidor tuyo ahora que he conocido tu blog a raíz de un comentario que me dejaste en el mío hace un par de meses (disculpa el retraso).
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpado quedas Carlos, jejeje, un placer tenerte por aquí. Recomiendo "Sierra Morena Oriental" un blog sobre la biodiversidad y los paisajes de Despeñaperros, Andújar y Bailén, una tierra maravillosa. Un abrazo desde Cantabria.

      Eliminar
  16. Empiezo Germán a echar de menos las aves marinas y en especial a esta joya tan vulnerable que, por desgracia, tenemos en el temido catálogo de especies en peligro por su progresiva regresión.
    Agradezco tu visita y espero que intercambiemos curiosidades y noticias de nuestra fauna y paisajes ibéricos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Desde luego que compartiremos e intercambiaremos noticias y curiosidades. Desde aquí recomiendo "La Naturaleza que nos queda" una pasada de blog y en especial el artículo "No es fácil ser búho real", que personalmente me ha encantado. Un abrazo Javier de un seguidor.

    ResponderEliminar
  18. Secretos que nos depara el océano, gracias Germán por hacernos disfrutar de la naturaleza. Saludos

    ResponderEliminar
  19. Gracias a ti por estar aquí siempre, un fuerte abrazo, brother.

    ResponderEliminar