Buitre leonado (Gyps fulvus)


Hoy he madrugado para acercarme a un dormidero de Buitre leonado y como "al que madruga Dios le ayuda", un nutrido grupo me esperaba bajo la luna.



                    Antes de salir el sol, ya he empezado a disfrutar con estas espectaculares aves.



                                                       ...y por fin salió el sol.




Aquí podemos ver como los buitres realizan el llamado "Baño de sol" que consiste en abrir completamente las alas y la cola y dirigir el plumaje de manera que el sol llega hasta la piel, lo que les sirve para calentarse de forma rápida. En ocasiones a las aves que realizan estos baños se las ve con el pico abierto y en estado casi hipnótico. Algunos estudios barajan la posibilidad de que así puedan redirigir a los parásitos de su cuerpo hacia el pecho y tener más posibilidad de atraparlos o expulsarlos de su cuerpo con el pico. Otros estudios hablan del aporte de vitamina D necesario para un ave que se alimenta exclusivamente de carroña.




  En época de cría, estos dormideros son frecuentados por individuos que no han alcanzado la madurez sexual, también por adultos que han perdido a su pareja o que los utilizan como escala en desplazamientos de larga distancia en busca de alimento.



Con la excitación del momento, no he sido consciente de la cantidad de ramitas que tenía delante de mi escondite.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada