Pito real (Picus viridis)


Este pícido (Pájaro carpintero), es conocido por el nombre de Pico verde o Pico relincho, por el gran parecido de su reclamo al relinchar de los caballos. Es un ave asustadiza y difícil de observar, y muchas veces se detecta su presencia por su reclamo. Mide treinta centímetros de altura y cincuenta de envergadura.


Vive en bosques, en campo abierto con árboles dispersos y parques urbanos con mucha masa de arbolado. De costumbres solitarias, trepa por los troncos donde se alimenta de los invertebrados que viven escondidos en la corteza.


También se alimenta en el suelo, capturando hormigas con su larga lengua pegajosa, que sobresale diez centímetros del pico. Las bayas y otras sustancias vegetales entran en su dieta.

 
 Macho reclamando en lo alto de un árbol al atardecer.

Su reclamo es muy característico, una especie de carcajada larga y resonante "kaiü-kaiü-kaiück", va acelerando y es descendente en tono.


              Las rectrices de la cola son rígidas y les sirven de soporte en superficies verticales.


                                                        Macho de Pito real.


Fabrican su nido en los troncos de los árboles perforándolos con sus picos. Esta tarea les lleva dos meses a una pareja de pitos reales. La puesta tiene entre 5 y 7 huevos de color blanco, y la incubación es compartida por la pareja: la hembra durante el día y el macho por la noche.


El macho adulto tiene el píleo y la nuca rojos, una bigotera roja bordeada de negro y una zona negra alrededor de los ojos; las partes superiores son verdosas, con el obispillo amarillento, mientras que las partes inferiores son más pálidas, también verdosas; los flancos y las infracoberteras caudales aparecen listados de verde. Las alas son pardo oscuras moteadas de amarillento y la cola grisácea, listada transversalmente de verde. El pico es gris negruzco, con la base de la mandíbula inferior amarillo verdoso. La hembra es muy similar, pero carece del rojo en su bigotera.


                                                         Hembra de Pito real.



P.D: Me falló la luz, para haber hecho unos megafotones. Jejeje




10 comentarios:

  1. qué fotografías tan bonitas !!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isa, me alegro que te hayan gustado.
      Besos...

      Eliminar
  2. Una entrada muy guapa Germán . Estas aves son realmente preciosas y hacen un gran trabajo con sus nidos los cuales aprovechan otras aves como autillos , paridos y otros paseriformes....cuantas gratas sorpresas nos han dado. Un abrazo.
    Carlos Rodrigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena apreciación, un dato muy importante que se me había escapado.
      Gracias Carlos, un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Que bonito pícido, me gusta mucho esa coloración verdosa y como contrasta con el rojo de su cabeza.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. "Realmente" bonito, Hernán. Un pájaro muy tímido, pero cuando tienes la suerte de verlo cerca y confiado, impresiona.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Se nota lo de la falta de luz, pero aun asi una buena serie de este pito real.

    Saludos desde http://pagasarrinatura.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Acabó de ver uno en el retiro. Antes del depósito de agua viniendo desde puerta de Alcalá.

    Gracias por la informacion del mismo.

    ResponderEliminar
  7. El Retiró es un sitio fantástico para la observación de esta especie, con ejemplares muy confiados. Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar